Blog
25 enero 2022

Iniciamos la primera fase de NOIMA, la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa

Ser un centro de formación y capacitación dirigido a jóvenes para que puedan volver de nuevo al sistema educativo o bien incorporarse al mundo laboral. Recuperar las ganas por aprender, esta es la misión de NOIMA (sentido, en griego), la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa que impulsamos desde La Fageda y que nace en colaboración con el Ayuntamiento de Olot para dar respuesta a uno de los principales retos sociales detectados en el Social Lab Garrotxa 2018: un número muy alto de jóvenes de la comarca que están fuera del sistema educativo. Se trata de una gran iniciativa de este 2022 que amplía nuestra misión social y coincide con el año que celebramos nuestro 40 aniversario.

Desde hace cuatro décadas trabajamos para la inserción sociolaboral de personas en situación de vulnerabilidad, y ahora sumamos la voluntad de formar y capacitar jóvenes de entre 14 y 24 años que han abandonado los estudios obligatorios o que están en riesgo de hacerlo. Son jóvenes que una vez lograda la ESO no se vinculan a ningún recurso formativo o jóvenes recién llegados con necesidades de alfabetización. Todos con un denominador común: el sentimiento de exclusión y la baja autoestima.

La escuela NOIMA trabajará en red con las administraciones públicas, los centros educativos, las entidades sociales y el mundo empresarial y tendrá su sede en el edificio La Providencia de Olot, situado entre las calles Fluvià y Ronda Paraires. Este mes de enero hemos empezado la fase inicial del proyecto, en la cual se atenderán 80 jóvenes gracias a la puesta en funcionamiento de 4 recursos:

  • Proyecto de alfabetización y de arraigo al territorio.
  • Proyecto de prevención al abandono prematuro del sistema educativo.
  • Proyecto de activación sociolaboral para jóvenes sin recurso formativo.
  • Procesos de acompañamiento, orientación y desarrollo competencial.

Sílvia Domènech, directora general adjunta, subraya que “a través de NOIMA, La Fageda quiere dar respuesta a las necesidades de los jóvenes con mayor vulnerabilidad de la Garrotxa poniendo a su servicio la experticia de 40 años de acompañamiento a personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y desde el 2012 jóvenes y personas en riesgo de exclusión social.

Per su lado el director de la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa, Lluís Mas, asegura que: “hay que generar espacios donde la juventud encuentre apoyo para desarrollar todo su potencial a partir de una oferta formativa acogedora, personalizada y de calidad que garantice la igualdad de oportunidades para todos y todas, sean cuales sean sus condiciones de partida”.

Lluís Mas

Recuperar las ganas de aprender

El reto de las Escuelas de Nuevas Oportunidades es que la juventud recupere el gusto por aprender. Para hacerlo, se desarrolla un modelo centrado en el joven y ya implementado con éxito en otros territorios. Este modelo tiene un acompañamiento intensivo e integral muy personalizado:

  • Se trabaja la autoestima y la confianza en las propias capacidades.
  • Acompañamiento próximo y personalizado para cada joven.
  • Desarrollo de competencias: Formación específica y transversal por el logro de los retos definidos.
  • Vinculación en el territorio: Implicarse en el tejido social y el entorno que lo rodea.

El edificio centenario que acogerá NOIMA

De momento, y hasta que no acaben las obras de rehabilitación del antiguo convento de la Divina Providencia, la Escuela de Nuevas Oportunidades de la Garrotxa llevará a cabo su actividad en un local de la calle Proa de Olot. En este espacio se ha ampliado el Aula de Alfabetización (que ha pasado de funcionar 4 horas a la semana a 20 la semana) y que lleva a cabo también acciones de arraigo al territorio.

Edifici de la Providencia d´Olot

El Ayuntamiento de Olot ha aprobado en su pleno de enero ceder a 35 años el antiguo convento de la Divina Providencia a La Fageda Fundación y una vez finalizado el período, traspasarle la titularidad a cambio que la entidad se haga cargo de las obras de rehabilitación valoradas en dos millones de euros aproximadamente. Estas obras tienen que permitir que el espacio pueda volver a ser usable para la ciudadanía y garantice un uso social y sin ánimo de lucro durante toda la cesión.

La Fageda somos una fundación y, como tal, una entidad sin ánimo de lucro y está bajo el control del Protectorado de la Generalitat. Esta condición impone que cualquier disposición de su patrimonio se tenga que ajustar a su finalidad fundacional y tenga que contar con el aval de la administración.

Forma parte de la comunidad
Suscríbete
Colabora con los proyectos de La Fageda
COLABORA
Síguenos en redes sociales