Yogur sin lactosa con sabor a fresa

Nuestro yogur sin lactosa con sabor a fresa

Si sufrís intolerancia a la lactosa, esta variedad es la más adecuada para vosotros, ya que mantiene las mismas características que nuestro yogur de siempre, pero sin lactosa, y con sabor a fresa

Ingredientes:

  • Leche fresca pasteurizada
  • Azúcar
  • Leche desnatada en polvo
  • Proteínas de la leche
  • Enzima lactasa
  • Aroma natural
  • Fermentos lácticos
  • * No apto para personas alérgicas a la proteína de leche de vaca
  • * Contenido en lactosa inferior a 0,01%

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un tipo de azúcar de origen natural que se encuentra en la leche y otros productos lácteos derivados. Para poder digerirla, necesitamos que nuestro organismo tenga suficiente cantidad de una enzima denominada lactasa, que se encuentra en el intestino delgado y convierte la lactosa en glucosa y galactosa, dos azúcares más simples que el cuerpo utiliza como fuente de energía.
En algunos casos, el cuerpo no genera suficiente cantidad de esta enzima y ello dificulta la gestión de la lactosa, es lo que se denomina intolerancia a la lactosa. Suele ser más común en personas adultas, para quiénes el yogur sin lactosa es una buenísima alternativa para seguir disfrutando de este alimento tan nutritivo y delicioso.

Yogur sin lactosa con sabor a fresa

Yogur sin lactosa con sabor a fresa

Nuestro yogur sin lactosa con sabor a fresa

Si sufrís intolerancia a la lactosa, esta variedad es la más adecuada para vosotros, ya que mantiene las mismas características que nuestro yogur de siempre, pero sin lactosa, y con sabor a fresa

Ingredientes:

  • Leche fresca pasteurizada
  • Azúcar
  • Leche desnatada en polvo
  • Proteínas de la leche
  • Enzima lactasa
  • Aroma natural
  • Fermentos lácticos
  • * No apto para personas alérgicas a la proteína de leche de vaca
  • * Contenido en lactosa inferior a 0,01%

Formatos disponibles:

  • 125 gr x 4 u.

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un tipo de azúcar de origen natural que se encuentra en la leche y otros productos lácteos derivados. Para poder digerirla, necesitamos que nuestro organismo tenga suficiente cantidad de una enzima denominada lactasa, que se encuentra en el intestino delgado y convierte la lactosa en glucosa y galactosa, dos azúcares más simples que el cuerpo utiliza como fuente de energía.
En algunos casos, el cuerpo no genera suficiente cantidad de esta enzima y ello dificulta la gestión de la lactosa, es lo que se denomina intolerancia a la lactosa. Suele ser más común en personas adultas, para quiénes el yogur sin lactosa es una buenísima alternativa para seguir disfrutando de este alimento tan nutritivo y delicioso.

¿Dónde comprarnos?

Buscad el punto de venta donde podréis encontrar y disfrutar de los productos La Fageda

Más información
Forma parte de la comunidad
Suscríbete
Colabora con los proyectos de La Fageda
COLABORA
Síguenos en redes sociales