El compostaje

La Fageda dispone de una planta de compostaje para el tratamiento de los purines que generan las vacas. Los purines se vierten primero en una balsa, junto con los residuos vegetales y el agua de la granja. Sube al separador de sólidos, que los trincha y deshidrata. La fracción líquida se vierte a otra balsa desde donde la llevamos a los campos siguiendo un plan de eyecciones. La parte sólida se compuesta durante 5 semanas en pilas que se airean a través de unas turbinas. Esto aporta oxígeno a las bacterias encargados de la descomposición y evita que mueran debido a las altas temperaturas del mismo proceso, es decir que acelera el compostaje. El compuesto pasa a las pilas de maduración donde se está 5 semanas más. Al terminar, el producto es apto para abonar nuestros campos o ser vendido a los agricultores.

La Fageda es respetuosa con el medio ambiente haciendo estudios de consumo energético, reduciendo y reciclando los residuos generados. Tenemos la ISO 14001 medioambiental.

Actualidad  flecha_azul

El modelo de gestión sostenible de La Fageda apuesta por la reducción de residuos.

 

05-06-2018

 

El día a día de La Fageda implica el consumo y la gestión de un gran volumen de recursos que debemos optimizar y racionalizar. Nuestra política de preservación del medio apuesta por un modelo de gestión sostenible ambiental y económica centrado en reducir, reciclar y reutilizar.

 
Seguir leyendo

Entrevista a Miquel Vilanova, Miki, responsable de lácteos

 

01-06-2018

 

Inició su etapa laboral a los 16 años trabajando de operario en empresas cárnicas y también realizando servicios de repartidor. En el año 1998, una conocida  que trabajaba en La Fageda le comenta que buscan un nuevo operario para la fábrica de yogures. Él, que no había trabajado nunca en el sector de los lácteos, decide probarlo, tiene ganas de realizar un cambio en su vida.

 
Seguir leyendo

‘La Fageda te atrapa, te engancha’ , entrevista a Roser Segura, coordinadora de logística

 

28-05-2018

 

Nacida en Olot el 1964 y residente en Ca la Guapa, Santa Pau, donde vive con su marido Miquel y sus dos hijos, Pol i Lluc, nuestra protagonista de hoy lleva una larga trayectoria trabajando en La Fageda: 26 años.

 
Seguir leyendo