Blog

El helado, una opción refrescante y apetecible para combatir el calor


6 agosto, 2018

Una calurosa tarde de verano, el canto de las golondrinas, la brisa del mar o el encanto de los pueblos de interior es el momento ideal para disfrutar del sabor y la frescura de un buen helado.

 

Ya sea en forma de postre o merienda, los helados son uno de los alimentos preferidos por pequeños y mayores cuando llega el calor.

 

Tipos de helados

 

Hay muchos tipos de helados y para todos los gustos. Estos se pueden clasificar en tres grupos en función de su composición: helados cremosos, helados con agua y zumos de frutas (polos, sorbetes y granizados) y helados de yogur (helados con base de yogur y yogures helados).

 

Y, a su vez, todos ellos pueden ser de elaboración casera, artesanal o industrial.

 

Interés nutricional de los helados

 

Desde el punto de vista nutricional, los helados cremosos y los de yogur son los más completos. En particular, los helados caseros o artesanales elaborados con métodos tradicionales son los más recomendables si en su elaboración han utilizado alimentos de calidad. Estos están formados por una mezcla de ingredientes en los que se encuentran en mayor proporción los productos lácteos (principalmente la leche y la nata y también el yogur en los helados de yogur). También pueden incluir otros componentes como la fruta, los frutos secos y el chocolate, entre otros, y pueden ser con azúcar o sin azúcar añadido.

 

Debido al azúcar y la grasa que contienen, los helados a base de leche y yogur son alimentos calóricos (una bola de helado de unos 100-150 gramos equivale a 200 calorías, que representa el 10% de la ingesta diaria recomendada de energía). No obstante, es interesante destacar que el helado mantiene las proteínas, grasas, vitaminas y minerales de los lácteos. Por ejemplo, a nivel de calcio una bola de helado equivale a medio vaso de leche.

 

La matriz alimentaria del helado formada por los diferentes nutrientes hace que sea un alimento que salga mejor parado si lo comparamos con otros dulces. A pesar de que te pueda parecer que la grasa del helado es poco saludable, estate tranquilo porque la grasa de los lácteos no resulta tan perjudicial como se pensaba. Numerosos estudios han encontrado que no hay relación entre la grasa saturada y el riesgo cardiovascular en alimentos tales como la leche o el coco.

 

Además, la mayoría de los helados hechos a base de yogur mantienen una parte de los fermentos lácticos del yogur beneficiosos para nuestra salud intestinal. Y a pesar de que no es lo mismo tomar un yogur que comerse un helado hecho a base de yogur, la buena noticia es que los fermentos siguen activos en el helado de yogur.

Alternativas ligeras de los helados

 

En el mercado hay disponibles helados que, sin comprometer el sabor, no son tan energéticos debido a que se han elaborado a partir de leche desnatada (lo podrás saber fijándote en los ingredientes de la etiqueta).

 

También están los helados bajos en calorías en los que el azúcar se ha sustituido por algún edulcorante como la estevia o la sacarina y serían recomendables para personas que quieran controlar el aporte calórico en su alimentación.

 

En las personas con obesidad o diabetes, se recomienda siempre que sea posible elaborar los helados en casa para controlar la cantidad de azúcar añadido. Otra opción es optar por los helados con edulcorantes que no aporten calorías, como la estevia y la sucralosa. No obstante, en el caso de los edulcorantes con pocas calorías recuerda que más no es siempre mejor.

 

En definitiva, disfrutar de los helados en el contexto de una alimentación saludable que incluya una mayor proporción de alimentos de origen vegetal que de origen animal no es ningún crimen. Aquí la clave es combinar el helado con alimentos que aporten pocas calorías. Por ejemplo, un helado tiene cabida como postre de una comida o cena a base de una ensalada de legumbre y hortalizas y como merienda acompañado de una fruta fresca de temporada.

 

Autor: Andreu Prados. Farmacéutico y nutricionista especializado en comunicación científico-médica.

Actualidad  flecha_azul

Toda la leche de La Fageda ya es de granjas con certificación de bienestar animal

 

23-06-2020

 

Desde este mes de junio de 2020, toda la leche con la
que elaboramos los yogures, postres y helados de
La Fageda procede de granjas con una certificación
de bienestar animal.

 

vacas bienestar

 
Seguir leyendo

Nuevo paso hacia la economía circular: ya cultivamos toda la cebada que necesitamos

 

12-06-2020

 

En primavera de este 2020 hemos dado un nuevo paso
hacia la sostenibilidad y la economía circular. Por primera vez,
hemos obtenido de campos propios toda la cebada que las
vacas de nuestra granja de Santa Pau necesitan en un año.

 

 

 
Seguir leyendo

Nuestros nuevos yogures cremosos en envase de cartón llegarán a las tiendas a mediados de junio

 

05-06-2020

 

Ahora sí. Los nuevos yogures cremosos de La Fageda en
envases de cartón de 500 gramos estarán en los supermercados
y tiendas a lo largo de la segunda quincena de junio. Toda
un apuesta por la innovación y la sostenibilidad.

 

cremosos cartró

 
Seguir leyendo