Blog

Allí en el cielo todos somos iguales. Crónica del espectáculo “Teixint Vides”, Olot 2016

17 noviembre, 2016

Trabajadores de La Fageda abrieron el festival Lluèrnia con un espectacular montaje titulado Teixint Vides. Un impresionante espectáculo aéreo en el que participaron más de 40 personas, basado en la obra Dreams de La Fura del Baus.

 

El pasado sábado asistimos a la culminación de una experiencia que comenzó antes del verano y que ha sido quizás uno de los hitos más importantes de La Fageda en cuanto a crear red humana en todos los sentidos. Durante toda la jornada los habitantes de Olot y de la comarca nos mostraron los lazos invisibles que nos unen: la amistad, el amor, el esfuerzo y la superación.

 

El día S, el sábado, era muy importante porque era el día en que se hacían los ensayos reales y por tanto la primera vez que nos alzaríamos a 40 metros de altura. Hasta entonces, llevábamos dos meses ensayando coreografías desde el suelo, en unos locales cedidos por el Espai Jove d’Olot.

Cuando a las 9 de la mañana llegamos al Firalet de Olot, la grúa ya estaba plantada allí en medio, y todos pensamos que “ahora sí, esto va en serio”. Y entonces comenzó toda la emoción, un in crescendo de sensaciones hasta que a las 8 de la tarde se alzó la red humana.

 

El primer ensayo fue a las 11 de la mañana ante la mirada atónita de los ciudadanos de Olot. Hubo otro antes de comer y un último a las 16 horas. El vestuario de los 42 trabajadores se guardaba bajo llave en una de las salas del teatro porque de los arneses dependía la seguridad allí arriba.

 

Lo que pasó por la noche fue increíble e inolvidable. A las siete y media, media hora antes de se levantase la grúa, desde diferentes puntos de Olot partían los voluntarios, la gente que hacía la coreografía y los 42 actores, trabajadores de La Fageda todos ellos, que subirían a la grúa. Entonces cruzaban las calles de la ciudad abarrotadas de gente, como gusanos blancos, que iban por una ciudad oscurecida (pensad que durante el festival Lluèrnia la ciudad se quedaba a oscuras). A medida que todas las personas iban llegando al centro, en la confluencia del Firalet de Olot donde estaba la grúa, todas las calles adyacentes se llenaban de gente, tantísima gente, que hacían inaccesibles los accesos a la zona.

Durante el día D también nos acompañó la cantante Marina Rossell, que desde un balcón representó diferentes canciones. Canciones bellísimas que lograron crear una expectación y un silencio alrededor del espectáculo, que fueron muy importantes.

 

Y llegó el momento álgido de la elevación de la red humana. La gente, justo cuando vio que los trabajadores de La Fageda se alzaban colgados de las cadenas, comenzó a aplaudir con todas sus fuerzas. De modo que los que lo vivieron desde allí arriba nos cuentan la emoción que sintieron al ver y escuchar que toda la ciudad de Olot los aplaudía. Con la ciudad a oscuras, se inició la coreografía de la Fura del Baus, acompañada de una música ad hoc muy potente, que captó todas las miradas que durante 10 minutos estuvieron centradas en la red humana.

 

Otro momento álgido de la elevación de la red fue cuando los actores tiraron confeti desde 40 metros de altura. Imaginad el confeti, los flashes de luz, la luna detrás … Era un postal idílica y una magnífica experiencia de superación de retos personales y de hacer realidad los sueños colectivos.

 

De día y de noche, ¡aún nos dura la dulce resaca! Gracias de corazón a todos por estar ahí.

Últimas noticias  flecha_azul

Descubre y degusta la Garrotxa con La Fageda en ruta.

 

04-01-2018

 

La Fageda en ruta es una nueva experiencia que ponemos al alcance de los visitantes de La Fageda para que descubran los entornos de la comarca de una forma muy original.

 

10 preguntas a la trabajadora más joven de La Fageda

 

21-11-2017

 

Se llama Sheila Cobos y es la más jovencita de la plantilla profesional de La Fageda, de hecho, aún es menor de edad, cumplirá los dieciocho años en breve.

 
Sigue leyendo.

Otoño, setas y mermeladas de La Fageda.

 

31-10-2017

 

El aire fresco de esta mañana de octubre nos recuerda que por fin ya ha llegado el otoño en La Fageda. Este año el frío todavía no había aparecido, y ya tocaba que después de las lluvias y el calor, hiciera acto de presencia.

 
Sigue leyendo.